Click acá para ir directamente al contenido

Recomendaciones Italia - Roma

Recomendaciones de seguridad

a) Características geográficas y medioambientales: a lo largo del país pueden presentarse terremotos y, en menor medida, erupciones volcánicas. Tomar en cuenta que los edificios suelen ceder con más facilidad que en Chile, por lo que se recomienda mantener la calma y tratar de evacuar si las condiciones de seguridad así lo permiten. Del mismo modo, es fundamental seguir las instrucciones que entreguen las autoridades y mantenerse informado antes y durante la visita al país.


b) Seguridad ciudadana: hay niveles moderados de criminalidad percibida por la población, aunque se presentan bajas tasas de homicidios. Se recomienda mantener objetos de valor y documentos en lugares seguros y evitar descuidarlos, sobre todo en espacios concurridos y zonas turísticas. Del mismo modo, se deben redoblar las medidas de seguridad en estaciones de medios de transporte y sus inmediaciones. Evitar participar o estar cerca de manifestaciones políticas, debido a que pueden terminar en enfrentamientos violentos. A continuación, se presenta información específica de principales ciudades en el país:

Roma: la ciudad posee niveles de seguridad aceptables. No obstante, la gran cantidad de turistas que esta recibe suele atraer a carteristas y embaucadores, por lo que se recomienda estar atento en todo momento. Es aconsejable redoblar el cuidado de objetos personales en la "Termini station" de Roma, como también en el transporte público, sobre todo con rutas turísticas como el Bus 64 que conecta con el Vaticano.

c) Disposiciones legales: en algunas ciudades puede haber multas asociadas al botar basura, como también considerarse una falta el ponerse a comer o beber cerca de monumentos religiosos o históricos, también es recomendable no utilizar las fuentes y piletas para bañarse.


d) Otros: se recomienda evitar multas por viajar sin boleto en la red de transporte urbano de las ciudades italianas; existen inspectores camuflados que fiscalizan constantemente a viajeros que no llevan su boleto debidamente marcado.